Leoncitos Cariñositos
Sindrome de Asperger

Terapia de Danza y Movimiento

La Funcion de la Terapia de Danza y Movimiento para personas con Autismo


Las terapias alternativas para el autismo a menudo proporcionan una solución para que los niños puedan expresarse y estar en contacto con un mundo con el que rara vez se sienten conectados. Tal es el caso de la terapia de danza y movimiento (danzaterapia), una estrategia utilizada para ayudar a los niños que sufren de trastornos del desarrollo dentro del espectro autista. Danza / movimiento terapia, utiliza el movimiento como un “medio de comunicación universal”, es una forma valiosa de comunicación para niños con autismo, especialmente aquellos con las habilidades verbales subdesarrolladas (Lefeber, 2010). Permite tener un medio de comunicación con los clientes que de otro modo podrían haber encontrado dificultades para relacionarse con el mundo que les rodea. Los participantes pueden participar plenamente con la comunicación no verbal.

¿Cómo esta terapia beneficia a los niños con autismo exactamente? La idea es que la conducta es comunicativa y la personalidad se puede reflejar a través del movimiento. Como resultado, los cambios en movimiento también puede influir en la personalidad, y ampliar la capacidad social. Esto permite a la persona a lidiar mejor con su entorno y también estar más cómodos con el espacio y el medio ambiente (Kestenberget al, 1999;.. Meekums, 2002).
Mediante la utilización de una técnica llamada ”espejo” que consiste en reflejar los ritmos de la persona autista, sus patrones de movimiento del cuerpo y las vocalizaciones, el terapeuta puede ayudar a la persona en el inicio del proceso de la formación de una relación. A medida que más auto-conciencia se desarrolla, las personas con autismo empiezan a tomar conciencia de las otras personas. El reconocer y responder a otro aumenta el contacto visual, la participación, se rompe el aislamiento, se disminuye la distancia interpersonal y se desarrolla la confianza; estos son los objetivos de la terapia de danza y movimiento con personas con autismo.

El terapeuta traduce lo que el niño está haciendo en un lenguaje sencillo. Verbalizar las exploraciones de movimiento de esta manera es otra manera positiva de reflejar cómo el niño se muestra, mejorando su imagen corporal, así como también ayudar al niño a organizar y estructurar cognitivamente sus experiencias

El habla también puede ser fomentada a través de la enseñanza de comandos básicos. Esta divergencia de señales visuales y de audio hacen que los conceptos sean más cómodos de entender para los niños. Además del discurso, los objetivos de socialización también pueden ser cumplidos a través de la terapia de grupo y la construcción de las relaciones fundamentales entre los instructores y estudiantes.

Una mayor integración de sus propias partes del cuerpo y la conciencia de los demás, amplía el vocabulario de la persona autista, lo que aumenta su capacidad para comunicar sus necesidades y deseos. El movimiento puede servir como un puente para el contacto social y servir de vehículo para la comunicación entre el terapeuta y la persona con autismo.